Beneficios de la Tarjeta Comunitaria

Surgen muchas dudas sobre los beneficios de la Tarjeta Comunitaria. Me han llegado algunas dudas sobre las cosas que un familiar de ciudadano comunitario puede hacer y las que no puede hacer si es portador de esta tarjeta de residencia. En líneas generales, si la tienes puedes acceder a los beneficios generales de cualquier residente. En este artículo entraremos un poco más a detalle sobre el tema, así que te invito a seguir leyendo.

Lo que SÍ puedes hacer con la Tarjeta Comunitaria.

La tarjeta de familiar comunitario, según los expertos, es una de las tarjetas de residencia en España que te permite acceder a más beneficios. Si ya la tienes o tienes planificado solicitarla, puedes estar tranquilo de llevar una vida totalmente normal. A continuación, algunas de las cosas que puedes acceder.

Trabajar en España.

Trabajar es, desde mi perspectiva, uno de los beneficios de la tarjeta comunitaria que tiene vital importancia. Puedes acceder al mercado laboral español sin ningún problema porque es una de las ventajas que ofrece esta modalidad de residencia. Teniendo una tarjeta comunitaria, lo único que debes hacer antes de incorporarte a un trabajo formal es darte de alta en la Seguridad Social Española.

También te puede interesar: Cómo solicitar el NIE temporal en Madrid.

Estudiar en España.

Así como puedes trabajar, si quieres estudiar podrás hacerlo sin ningún inconveniente. Puedes matricularte en instituciones públicas o privadas porque eres residente y es uno de los beneficios de la tarjeta comunitaria.

Acceder al sistema sanitario español.

Si bien para solicitar la residencia es necesario tener un seguro de salud, preferiblemente privado, uno de los beneficios de la tarjeta comunitaria es que puedes acceder al sistema de salud pública de España. Una vez que te hayas dado de alta en la Seguridad Social y estés cotizando, puedes asistir a un centro de salud y solicitar la tarjeta sanitaria. Con ella podrás acudir a consultas médicas programadas o a un hospital público en caso de alguna urgencia.

Viajar a un país del Espacio Schengen.

Otro de los beneficios de la tarjeta comunitaria es que podrás salir de España utilizándola como documento de viaje, siempre que tu destino sea un país del Espacio Schengen. Los viajes dentro de este territorio pueden tener un periodo máximo de 90 días, es decir, por periodos cortos. Aun así, mi recomendación es que, por no ser comunitario, siempre viajes con tu pasaporte. Es mejor que lo lleves y evitar inconvenientes con algún agente de inmigración poco amigable.

Abrir una cuenta bancaria.

La tarjeta comunitaria te acredita como residente, por lo que puedes abrir una cuenta bancaria en España. Cuando llegamos puede ser un poco complicado hacerlo porque algunos bancos no abren cuentas de no residentes. Tener una cuenta con recursos económicos suficientes es a su vez uno de los requisitos para acceder a la tarjeta comunitaria. La buena noticia es que una vez que la tengas puedes elegir el banco que prefieras, porque podrás abrir una cuenta sin más condiciones que las que te pueda poner la propia institución bancaria.

Asimismo, podrás acceder a otros productos como tarjetas de crédito, hipotecas, inversiones, u otros productos disponibles.

También te puede interesar: Paso a paso para la renovación de la tarjeta comunitaria en 2018.

Reagrupar a un familiar.

Si tienes tarjeta comunitaria puedes solicitar la reagrupación de algún familiar. Ten en cuenta que tienes que comprobar el nexo, y que el familiar al que deseas reagrupar tiene dependencia económica de ti. No es un proceso sencillo, pero tampoco imposible. Mi recomendación es que este tipo de trámites sean llevados a cabo bajo la asesoría de un abogado de extranjería. Ir de la mano de un especialista permitirá evaluar todas las particularidades de tu caso.

Lo que NO puedes hacer con la Tarjeta Comunitaria.

Como todo, tienes algunas restricciones descritas a continuación.

Vivir en otro país de la Unión Europea.

La condición de residente como familiar de un ciudadano de la unión es un beneficio del que puedes gozar en cualquier país de la Unión Europea, sin embargo, cada país tiene un mecanismo propio para acceder a él. Por eso, la tarjeta comunitaria española solamente te permite vivir en España. No es documento válido para acreditar residencia en el resto de los países de la unión. Si lo que deseas es vivir en otro estado miembro, tendrás que seguir las indicaciones para conseguir la residencia homóloga en ese otro país.

Viajar a un país que no pertenece al Espacio Schengen.

Si deseas viajar a un país europeo que no pertenece al Espacio Schengen, tendrás que portar obligatoriamente tu pasaporte. Los siguientes países no pertenecen, por lo que no puedes transitar solo con la tarjeta comunitaria:

País
Bulgaria, miembro de la Unión EuropeaBulgaria
Chipre, miembro de la Unión EuropeaChipre
Creacia, miembro de la Unión EuropeaCroacia
Irlanda, miembro de la Unión EuropeaIrlanda
Reino Unido, miembro de la Unión EuropeaReino Unido
(Inglaterra, Escocia, Gales e Irlanda del Norte)
Rumanía, miembro de la Unión EuropeaRumanía

Como habrás visto, los beneficios de la tarjeta comunitaria son innegables. Bien sea porque ya la tienes, porque está en trámite o si vas a solicitarla, aprovecha sus ventajas al máximo e intenta aportar cosas positivas a este país que te ha brindado una nueva oportunidad a través de esta tarjeta de residencia.

También te puede interesar: Cómo emigrar a España con pasaporte europeo.

Si todavía estás en tu país y estás investigando sobre cómo emigrar a España con tu pareja que tiene pasaporte comunitario, este artículo te puede ser muy útil. Atrévete y si es lo que deseas, investiga todos los detalles sobre emigrar de Venezuela a España.

Si te gustó este artículo, ¡comenta y comparte!

Comentarios