Guía práctica para controlar tu presupuesto cuando emigras

Cuando tomamos la decisión de salir de nuestro país, una de las principales preocupaciones a las que nos enfrentamos es lo económico. Controlar tu presupuesto cuando emigras es fundamental, y de ello dependerá en gran parte el éxito que tengas al emigrar. En este artículo te traigo una guía práctica de las cosas que debes considerar cuando decides ir a vivir a un nuevo país.

1. Elabora un presupuesto.

Una de las cosas fundamentales para controlar tu dinero es elaborar un presupuesto personal o familiar, según sea tu caso. Es una buena práctica aun cuando no decidas emigrar, pero si sales de tu país, cobra vital importancia. No hay una fórmula mágica para esto, pero sí puedes seguir algunos consejos de quienes lo aplican. También es una buena opción aplicarlo antes de emigrar.

Considerar todos tus ingresos, y en especial cada uno de tus gastos por muy pequeños que sean, te ayudarán a llevar un control minucioso de por dónde se está yendo tu dinero. Es fundamental, no importa si tus ingresos son muchos o pocos, si no los controlas acabarás sin dinero y probablemente ni siquiera sepas en qué lo gastaste.

Algunos aspectos que tendrás que considerar en tu presupuesto son: ingresos, gastos de vivienda, alimentación, servicio básicos, salud, esparcimiento, entre otros. Haz clic en este modelo para controlar tu presupuesto cuando emigras, que puedes adaptar según tus necesidades.

También te puede interesar: Aprende cómo ahorrar dinero si vives en España.

2. Respeta tu presupuesto.

Quizás esta sea una de las tareas más difíciles a las que tengamos que enfrentarnos, porque cuando llegamos a un lugar nuevo desconocemos muchas cosas. En ocasiones gastamos más de lo que tenemos previsto, bien sea porque no compramos en los sitios más económicos, porque vemos productos y servicios que representan una novedad para nosotros, o porque tenemos a nuestra disposición algo que siempre quisimos y que en nuestro país de origen no podíamos tener. Aun así, intenta no salirte de lo que tienes planificado gastar en cada rubro de tu economía personal o familiar. Procura que las tentaciones no te ganen la batalla y evita gastar tu dinero en cosas que no necesitas.

3. Evalúa los lugares más baratos para vivir.

Bien sea que compres o alquiles una vivienda, intenta buscar las mejores opciones que equilibren tus deseos y tu capacidad económica. En ocasiones queremos vivir en una buena zona, pero nuestro presupuesto no nos lo permite. En otras, sacrificamos una vivienda amplia en un lugar más alejado, por vivir en el lugar más céntrico en una vivienda pequeña. Hay miles de casos que pueden presentarse en funciones de las expectativas y posibilidades de cada quien. Es allí donde reitero la importancia de que no te excedas en lo que definiste en tu presupuesto para la vivienda.

Una buena estrategia es evaluar el lugar donde vayas a vivir en función de tu sitio de trabajo. Considera que si vives muy alejado de tu trabajo, se pueden incrementar tus gastos de transporte. Si eso no es un problema para ti, entonces puedes decantarte por esa opción.

En mi artículo sobre alquilar vivienda en Madrid abordo este tema.

4. Sé ahorrativo en lo que consumes.

Como lo expliqué en mi artículo de cuánto cuesta vivir en Madrid, los servicios básicos en España son costosos. Procura ser ahorrativo en el consumo y sigue algunos de los siguientes consejos:

  • Apaga las luces cuando no sean necesarias.
  • No despilfarres el agua cuando te bañas, te cepillas los dientes, lavas los platos, entre otros.
  • Utiliza el modo de ahorro de energía en los electrodomésticos: TV, lavadora, secadora, entre otros.
  • Investiga cuáles son los días y franjas horarias en los que la electricidad es más barata. Si es posible usa la lavadora durante ese periodo.
  • Enciende la calefacción o el aire acondicionado durante el tiempo mínimo necesario.
  • Compra electrodomésticos con la mejor clasificación energética posible.
  • Usa bombillos ahorradores.

Todo esto te llevará a no excederte en lo que tienes presupuestado para el consumo de servicios básicos.

También te puede interesar: Todo lo que necesitas saber si deseas emigrar de Venezuela a España.

5. Busca de lugares con ofertas, promociones y rebajas.

Las rebajas son una excelente alternativa para ahorrar y controlar tu presupuesto cuando emigras.

Un consejo clave para controlar tu presupuesto cuando emigras es comprar cuando hay ofertas y promociones. En muchas ocasiones cuando vas al supermercado te encuentras con descuentos considerables. Si se trata de alimentos o productos que usas de manera frecuente, aprovecha la oferta. Eso sí, mira muy bien qué tan real es la promoción porque a veces se trata de marcas costosas que, aunque hayan bajado su precio, siguen siendo más caras que el mismo tipo de producto, pero elaborado por otro fabricante.

Una opción a la que puedes optar es suscribirte a los boletines electrónicos de las tiendas o supermercados en los que compras habitualmente. En función de estas ofertas puedes planificar tu compra. También puedes irte por el método tradicional de tomar el folleto físico del supermercado.

Otro método de no puede faltar es esperar a las famosos rebajas. Si necesitas ropa, algún electrodoméstico u otro artículo personal o para el hogar, espéralas. Siempre que sea algo que pueda esperar, mejor dale un poco de largas hasta la llegada de rebajas. Es una excelente alternativa para ahorrar y controlar tu presupuesto cuando emigras.

6. Solicita tarjetas de clientes.

Algunas cadenas de tiendas te ofrecen una tarjeta de cliente. Con ellas, a medidas que vayas comprando, podrás ir acumulando puntos, acceder a cupones de descuentos, o cualquier otro beneficio. Los supermercados Dia y Carrefour, por ejemplo, te que ofrecen este tipo de tarjetas. OJO, no las confundas con las tarjetas de crédito o de financiamiento que ofrecen otros comercios, son cosas diferentes.

7. Utiliza el transporte público.

Utilizar los medios de transporte masivos en la mayoría de los casos resulta más económico. El transporte público en Madrid es eficiente y una buena alternativa para desplazarse en la ciudad. Si tu objetivo es cuidar lo que gastas evita utilizar de manera frecuente los taxis o tu vehículo propio, si lo tienes. El gasto de combustible y mantenimiento representarán un gasto mayor en la medida en la que los uses con mayor frecuencia.

Si sigues estos consejos, seguro lograrás optimizar tu dinero y no salirte de tu planificación. Controlar tu presupuesto cuando emigras puede ser un factor determinante para lograr tu objetivo de establecerte y permanecer en un nuevo país.

También te puede interesar: Mis mejores consejos para elegir un país para emigrar.

Si te gustó este artículo, ¡comenta y comparte!

Comentarios